Saber escoger

Nuestro cliente, sabe lo que busca, y cuando se dirige a nosotros, suele ser por referencias, experiencias con nuestros animales o por resultados deportivos o morfológicos.

No obstante, y dado nuestro trato familiar y como conocedores del producto desde su nacimiento, tenemos la obligación de aconsejar o asesorar a todo posible comprador que nos honre con su visita de la yegua , caballo o potro que mejor se adapte a su proyecto de futuro, involucrándonos , de este modo, en un camino  y una ilusión común, dado que en sus manos quedará para un largo periodo de tiempo , tanto sus buenas expectativas como las nuestras.